NUESTROS CÓMPLICES:

lunes, 7 de agosto de 2017

ARCADE FIRE: CUANDO LA MÚSICA SE PIENSA.


Si hay una cosa que ha quedado clara en la trayectoria de ARCADE FIRE de estos últimos años es que es una banda que asume riesgos. Nunca van a hacer un álbum para salir del paso, con la única finalidad de que no nos olvidemos de ellos, o un simple disco alimenticio. La prueba es este EVERYTHING NOW. Un álbum que está gustando e irritando a partes iguales. 
Para los que nos dedicamos a escribir sobre álbumes, EVERYTHING NOW es todo un bombón para reseñarlo. Porque mezcla inteligentemente bastantes géneros y referentes. Descubres algo nuevo en cada escucha. Aunque nosotros ya hemos terminado nuestros deberes con Arcade Fire:
Por un lado tenemos un poco de Country Alternativo, Rock, algo de Ska incluso... y, por el otro, podemos encontrar mayoritariamente la tendencia de moda de revitalizar la música New Wave de los ochenta en algunos cortes como es el caso de Everything Now, el grandilocuente single de presentación que da título al álbum. Un tema que podría haber sido compuesto en 1979 y que recuerda a una descarada mezcla entre Abba y Simple Minds. A nosotros nos ha parecido un auténtico temazo. Pero nos consta que un sector del público habitual de la banda se rasgó las vestiduras tras su publicación.
  



Y entre los críticos también hay diversidad de opinión. Si NME y The Independent han otorgado las cinco estrellas sobre cinco, The Guardian y The New York Times han sentenciado que EVERYTHING NOW no es merecedor de más de tres estrellas -La puntuación de la mediocridad-
A nosotros, ARCADE FIRE es una banda que nos apasiona. Comprendemos que tienen muchísima presión encima por lo muchísimo que se espera de ellos en cada momento. Y eso es algo que condiciona mucho el material que nos ofrecen. Pero echamos en falta discos menos rebuscados como The Suburbs (2010) en el que la música simplemente fluía. Ya en Reflektor (2013) se notaba que sus composiciones estaban muy pensadas para sorprendernos con aquello de la "Conexión Haitiana" que se sacaron del bolsillo y a más de uno nos dejó muy fríos. 
EVERYTHING NOW es bastante mejor que Reflektor (2013) pero no es el mejor disco de Arcade Fire, tampoco es de los mejores discos de lo que llevamos de año. Es uno de los buenos e importantes de la temporada. Pero pondríamos por delante unos quince o veinte álbumes de los que hemos hablado aquí antes. Y por supuesto que no es un disco mediocre.
Para una banda que ha sido catalogada como el futuro de la música, y después de ver las reacciones que ha generado este trabajo, se puede decir que el palo crítico que se avecinaba ha sido minimizado. Porque los cuchillos estaban levantados y muy afilados. Nosotros pensábamos que iba a ser una auténtica masacre. Y exceptuando algunas puntuaciones bajas, el resto ha sido muy favorable. En cualquier caso, dejémoslo reposar, y ya veremos si en Diciembre seguimos o no hablando de EVERYTHING NOW. En cualquier caso, tenemos la intuición de que en unos años se va a convertir en un disco de culto y va a ser muy reivindicado. Porque la gente también necesita tiempo para digerir ciertos cambios.








4 comentarios:

Sergio DS dijo...

¡Vaya cambio de registro!... supongo que el caso es "innovar" siempre.
Saludos.

MIDAS dijo...

@ Sergio

"Innovar"... y haces bien en entrecomillarlo porque todo está ya inventado. Creo que el caso es sorprendernos y generar debates. Una manera como cualquier otra para estar siempre en la brecha.
Yo pienso que este disco es muy inteligente, quizás tanto, que si lo fuera un poco menos sería bastante mejor. Lo siento, soy de esos románticos que piensan que la música debe fluír del corazón y luego, el cerebro se encarga de los arreglos para que quede mejor. Esto viene directamente del cerebro sin haber pasado por el corazón antes. Y como digo en el texto es un bombón para reseñarlo, toda una master class. Pero se echan de menos los primeros discos en los que no todo estaba tan pensado y calculado.

Sergio DS dijo...

Querido amigo, es posible que la buena música deba fluir del corazón, pero no me cabe duda que ese es su destino final para que logre emocionarme, por mucho que antes pase por el cerebro.

Un abrazo.

MIDAS dijo...

@ Sergio DS

Incluso un disco tan pensado y calculado como este puede despertar emociones en otras personas. En mi caso, creo que la deformación profesional me puede. Porque escucho tantos discos al día que por supuesto que la buena música debería llegarte al corazón. Pero es que llega a más sitios. El enganche puede ser visceral, genital, cerebral o emocional. Este para mi fue un enganche cerebral. No me tocó el corazón, aunque me entusiasmó igual que si lo hubiera hecho. Fue más como si un matemático le pasa a otro una ecuación que es la hostia y se corren vivos resolviéndola. Para que te hagas una idea. ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...